GTranslate

smart cities y progreso técnico

Últimamente, nos hemos ocupado con los requisitos regulatorios de los comparadores de productos bancarios y los prestadores de servicios en redes inteligentes. Por ello, hemos decidido publicar una serie de entradas de bitácora relacionadas con ésto último por su particular carácter novedoso y emergente.
 
En nuestra opinión, las denominadas "ciudades inteligentes" se convierten en una plataforma, de arquitectura similar a la de cualquier sistema de información. Unos dispositivos de entrada, los sensores, entre los que destacan por su potencial los terminales móviles, permiten recoger grandes volúmenes de datos relativos a todo tipo de variables que caracterizan el estado de la ciudad y facilitan la prestación de los diferentes servicios de la ciudad inteligente como energía, movilidad, turismo, etcétera.
 
Las ciudades inteligentes constituyen una oportunidad para el crecimiento económico, a través de la mejora de la productividad asociada a la prestación más eficiente de servicios, así como mediante la capacidad de atracción de talento e inversiones, propia de las ciudades más desarrolladas. Es por ello que las políticas públicas tanto a nivel europeo como nacional han identificado este nuevo modelo de ciudad como un objetivo a perseguir.
 
Mientras se incrementa el número de ciudades inteligentes en Europa, la Comisión Europea ha propuesto la implementación del paquete legislativo denominado "Continente Conectado" al objeto de crear un mercado único de las telecomunicaciones. En la actualidad, la falta de realización efectiva del mercado interior digital implica que cualquier operador de tecnología inteligente que utilice o solicite un servicio de comunicaciones electrónicas deberá cumplir con los regímenes regulatorios de los Estados miembros.
 
El sector se aproxima a una transición importante que viene motivada por dos factores que articularán la competencia en la industria: el Internet de las cosas (que trae consigo nuevos servicios) y la neutralidad de la red (que conlleva la supresión de barreras de entrada en los mercados de Internet). Ambos factores evolucionarán el contexto tecnológico y, por ende, los procesos y modelos de negocio. Seguiremos en próximas entradas según disponibilidad.