GTranslate

Neutralidad de la red y libre competencia en España y la Unión Europea (I)

En el ecosistema de Internet concurren varios mercados de acuerdo a su diseño y arquitectura: mercados de infraestructuras de redes y servicios de comunicación electrónica, mercados de servicios relacionados con la organización de Internet, mercados de servicios de la sociedad de la información y mercados de contenidos.
  
En cada una de las capas referidas en el párrafo anterior deberá aplicarse la normativa de defensa de la competencia, en algunos casos, frente a escenarios donde la regulación de las comunicaciones electrónicas ocupa ya un espacio normativo ex-ante
 
Si la red no es neutra y los grandes operadores de telecomunicaciones y los prestadores de servicios de intermediación pueden dar preferencia a quienes más paguen, el futuro de Internet quedará afectado al distorsionarse las condiciones de mercado y frenarse el crecimiento económico. A modo de ejemplo, obsérvese la diferencia entre la realidad de la web y el status quo en el entorno móvil.
 
En este sentido, si una red ofreciera diferente calidad de servicio para un protocolo o capa, dicha preferencia podría ralentizar la innovación, puesto que significaría un serio obstáculo para nuevas aplicaciones, plataformas o servicios.
 
Asimismo, la discriminación de la calidad de servicio para diferenciar entre distintos proveedores de contenidos, como, por ejemplo, la transmisión de voz y vídeo en tiempo real, fragmentaría la red y generaría distintos niveles de disponibilidad de contenido de un proveedor a otro. Además, se presenta el riesgo de que los operadores favorezcan a empresas vinculadas, en detrimento de los competidores.
 
Nota: Imagen de Doug Kerr bajo una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 2.0 Genérica (CC BY-SA 2.0)