GTranslate

Métricas de negocio y una taxonomía de clientes

 
En el sector de la alta tecnología los datos se han convertido en un activo fundamental. Algunos ejemplos son conocidos por todos, tales como AmazonGoogle cuyo modelo de negocio se basa en la publicidad. En otros casos, su captación es opaca y de dudosa legalidad. No obstante, como apunta @fredwilson en su magnífico blog, entiendo que cada negocio debe explotar sus bases de datos y disponer de una serie de métricas al objeto de realizar un análisis sistémico. Tradicionalmente, estos indicadores se refieren a la contabilidad, facturación, impagados, aspectos financieros y otros aspectos cuantitativos. Ello no obstante, creo que no deben limitarse a este tipo de mediciones.
 
En fase inicial del ciclo empresarial o de desarrollo de producto o servicio, los indicadores pueden estar relacionados con determinados aspectos de dicho producto o servicio. Posteriormente, los indicadores pueden referirse a cliente, usuarios, potenciales consumidores, etcétera. En este último supuesto, conviene optimizar el proceso mediante su interfaz con el CRM (del acrónimo del términio en inglés, "Customer Relationship Management") de la empresa para posterior análisis de ventas e inteligencia competitiva al objeto de definir, entre otros, patrones y tendencias de negocio.
 
La criticidad de las métricas de negocio depende en gran medida de factores de ventaja competitiva. Por tanto, su adecuada elección es fundamental para el porvenir y crecimiento de la empresa. Por ello es clave la coordinación entre gestión, tecnología, datos e innovación. Podríamos denominar al referido interfaz como "matriz de datos". En mi modesta opinión, sin embargo, muchas empresas pecan en exceso de segmentar sus (bases de) datos, incrementando así su ineficiencia en una economía cada vez más internetizada y, por tanto, integrada, escalable, e inteligente.
 
En el caso de MTN Projects, entre otras, se utilizan diversas métricas respecto a datos económicos, redes sociales y comunicación, distribución del gasto e ingreso ordinario, y tipología de clientes. Respecto a esta última, hay que precisar:
 
i) La publicidad de los abogados está restringida
ii) Como se explicita en el aviso legal de esta web, no se utiliza Google Analytics para medir los patrones de navegación de los usuarios de la web.
 
Ello no obstante, uno de los motivos de aplicar métricas de negocio es cultural. Tras trabajar en despachos de abogados, grupo de empresas, y Universidad, me intrigaba cual sería la tipología de clientes de mi nuevo proyecto como abogado independiente. Felizmente, he podido comprobar, al menos, dos caracteres: Uno, mis clientes no son sólo PYMES o microempresas, sino también multinacionales; Dos, la tipología y proyectos de mis clientes son más apasionantes de lo que nunca fueron cuando trabajé para grandes estructuras y, posiblemente, de lo que había previsto. 
 
Como podéis comprobar a continuación, la taxonomía que utilizo se basa en la clasificación de Posner de las industrias de la nueva economía con los lógicos ajustes a la realidad de la web2.0 (obsérvese que por "miscelanea" me refiero a clientes de la "vieja economía" con proyectos de Internet o necesidades legales en el ámbito de las TIC):

- Desarrolladores de aplicaciones de software y videojuegos: 20% 
- Negocios basados en Internet y redes sociales: 50%
- Empresas de tecnología y dispositivos: 15%
- Miscelanea: 15%
 

Nota: Imagen de sam_churchill bajo una licencia creative commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)